viernes, 31 de marzo de 2017

Who wore it better? Season 3 - Session 2

¡Una nueva entrega de Who wore it better? frisando el cambio de mes! Con todos Vds., nuestra presentadora invitada, la ganadora de la última entrega, ¡Eden Cole!


-Gracias por la presentación, Ms Landlady. Esto... ¿voy bien vestida?

Pues claro, ¿a qué viene esa pregunta?

-Bueno, después de ver cómo se arregló Pam el mes pasado, me han entrado dudas...

Ya sabes cómo es. Estás estupenda.


-Vaya, pues gracias.

De nada. ¿Haces los honores?

-Por supuesto. La prenda escogida para este mes es un vestido rosa y amarillo inspirado por la primavera que empieza.


Una elección fantástica.

-Echaba de menos el rosa en el concurso.


Ya veo. ¿Y a quién tenemos para lucirlo?

-La primera concursante es Bobbi.


Creo que uno de los aspectos que más me gustan de Who wore it better? es que los estilismos adaptan cada prenda no sólo al estilo personal de cada concursante, sino también a un uso u ocasión particular.

-Así es. Como puedes ver, Bobbi ha conjuntado el vestido en un modelito perfecto para salir de cena, aunque el aspecto del vestido es más bien de día.


El secreto está en los complementos, como siempre.

-¡Desde luego! Tanto los zapatos con purpurina como la cartera plateada son muy de salir, pero le ha dado un toque boho con la diadema de cuentas...


Bueno, esta entrega ha empezado con mucha fuerza. ¿Quién es nuestra segunda concursante, Eden?

-Pues nada menos que Shania.


Espero mucho de la fan declarada del rosa que es Shania.

-Como puede Vd. comprobar, su conjunto es muy apropiado para una salida diurna. Allí donde Bobbi prefirió usar plata, Shania ha ido a por el oro.


Sin embargo, los zapatos con el pompón y las gafas con montura en forma de flor le dan un toque divertido al conjunto.

-¡Es cierto! En general resulta muy fresco.


¡Está resultado una entrega impresionante! Se agradece tanto color.

-Sólo queda una concursante, y me parece que también le va a encantar, Ms Landlady. Se trata de Niko.


Vaya, veo que ella se ha tomado el rosa muy en serio.

-¡Así es! El único complemento en que no lo ha utilizado son los zapatos. Sin embargo, los complementos que ha elegido se adaptan a la perfección al vestido y, sobre todo, a su maquillaje.


¡Me parece que la competición va a estar muy reñida! ¿Cuál de los tres conjuntos es vuestro preferido, lectores? ¡No dejéis de votar en los comentarios!

jueves, 30 de marzo de 2017

Quince minutos con... Lena Crewe


Mientras su hermana Iris ultima los detalles del libro de poemas que cerrará su trilogía, hemos obtenido una entrevista con su hermana melliza y mánager, Lena.

Pregunta: Háblanos un poco de tu familia y tu infancia.
Respuesta: Aunque soy inglesa, pasé gran parte de mi infancia y adolescencia en Atenas, donde vivimos en una villa a las afueras. Acudí a un colegio femenino durante los primeros años porque mis padres no se fiaban de los chicos griegos, así que cuando me llegó la edad de salir de marcha tenía unas ganas enormes… En aquella época yo era más popular que Iris, que era bastante tímida.


P: ¿Cuándo decidiste convertirte en la agente de tu hermana?
R: Pues fue poco después de que Iris ganase el concurso Tulipán Plateado y firmase un contrato para publicar su primer libro de poemas. Yo acababa de salir de una ruptura traumática, y fue idea de Iris emplearme como su agente, a pesar del escepticismo de la editorial, que no tenía demasiadas expectativas puestas en una novata como yo.

P: ¿En qué consiste exactamente el trabajo?
R: Básicamente soy una especie de ayuda de cámara veinticuatro horas. Quiero mucho a Iris, pero es un desastre. Si de ella dependiera viviría en un bosque, tocando la guitarra a los animales y recitando sus poemas al viento o algo así. Me encargo de administrar sus entregas, organizar sus citas y eventos e incluso elegir qué ropa debe ponerse en cada ocasión para no ir como una hippie a según qué sitios… Es una tarea agotadora, pero satisfactoria.


P: ¿Qué haces en tu tiempo libre?
R: La verdad es que no tengo demasiado… Una vez cada tres meses me voy a un spa durante tres o cuatro días para que me den unos masajes y someterme a tratamientos relajantes. Además me gusta leer, claro, y mi punto débil son las novelas románticas de época… ¡Cuánto más cursis mejor! En el fondo estoy hecha toda una romántica.


P: ¿Es fácil enfadarte?
R: Supongo que depende de la clase de persona con la que trate. Por lo general soy muy paciente, pero las personas intolerables e incapaces de razonar sus argumentos me sacan de mis casillas. No suelo durar mucho en conversaciones con ellos, así que normalmente me retiro antes de decir alguna barbaridad…

P: ¿Qué clase de música te gusta?
R: Sobre todo el pop indie, sobre todo el dream pop: Lana del Rey, Christine and the Queens, Aurora… Me gustan las voces femeninas que me ayudan a desconectar. Sin embargo, cuando voy en el coche me encanta escuchar rock clásico, como AC/DC.


P: ¿Cuándo fue la última vez que te sentiste sola?
R: No es un sentimiento que albergue a menudo. Vivo y trabajo con Iris, así que estoy acompañada las veinticuatro horas del día. ¡Al contrario! A menudo echo de menos tener un poco más de tiempo para mí. Sin embargo, hace tan sólo unas semanas sí que me sentí un poco sola cuando me llegó la invitación de boda de una de mis mejores amigas… El año pasado se casaron tres. Es de esas cosas que te hacen pensar.

P: ¿Qué es lo que más te molesta?
R: La gente que no deja las cosas como las encuentra, en general. Es decir, quien va a tu oficina a decirte algo y no cierra la puerta al salir, o quien limpia descolocándolo todo, por ejemplo. Bien mirado, la verdad es que es algo que me pasa desde niña: odiaba prestar mis cintas de casete y vídeo porque nunca me las devolvían rebobinadas…


P: ¿Te gustan las fiestas? ¿Eres de las que bailan toda la noche o de las que van por la comida?
R: Más bien lo segundo… En mis primeros años de Universidad salía bastante para evadirme del hecho de que en el fondo no sabía qué quería hacer con mi vida. Con el tiempo esa faceta mía fue desapareciendo, y la verdad es que me estoy convirtiendo en una señora mayor a marchas forzadas. Vaya, que entre el plan de fiestón loco y el de cena civilizada me quedo con este último.


P: Para terminar, nos gustaría saber cuál es tu comida predilecta.
R: Tengo unos hábitos alimenticios cuestionables, lo confieso. Intento comer sano, pero al final con el tema del trabajo suelo terminar recurriendo a sándwiches de supermercado y cosas así. Tengo un placer culpable, eso sí, y muy inglés, además: el fish and chips de los pubs londinenses. Me da igual lo que opinen los turistas, es una delicia.

domingo, 26 de marzo de 2017

Zoe


Modelo: Simply Simpatico Poppy Parker & Darla Daley Giftset (Integrity Toys, 2011)
Molde de cuerpo: Poppy Parker
Molde de cara: Darla 2.0

¡Una nueva inquilina se une a la familia!

Zoe Rosemary Martin nació en un entorno problemático y fue adoptada por la famosa chef Isabella Martin y su entonces esposo, Eugene. El matrimonio Martin tenía dos hijas propias, Sylvia y Marlene, que acogieron a su nueva hermana con los brazos abiertos. Sin embargo, la adolescencia de Zoe fue conflictiva, en gran parte debido al traumático divorcio de sus padres adoptivos. Acabó volcándose en el arte: el trastero está lleno de cuadernos, lienzos y esculturas que demuestran su experimentación con diversos medios antes de dar con su verdadera pasión: la fotografía.

Tras labrarse un nombre en Internet, se dio a conocer a un público más amplio gracias a un reportaje en la revista Chic Chic, donde trabajaba Alyssa, que la reclutó para Plastic Fantastic, donde es actualmente la fotógrafa principal.

Zoe es una fan declarada de James Bond, tanto en libros como en películas. Es además una gourmet que disfruta probando comidas y bebidas exóticas.

Su canción preferida es Girls on film, de Duran Duran.

Su frase insignia es The devoted snapper

domingo, 19 de marzo de 2017

Un brindis por los años pasados

Por si acaso la caída en calidad que viene experimentando Mattel desde hace unos años no fuese ya vox populi entre coleccionistas, cada vez que caen en mis manos prendas y accesorios de épocas pre-Fashionistas le entran a una ganas de llorar. Y es que, ya sean Collector o Playline, no hay ni punto de comparación con lo que se compra ahora.


Seguramente esta queja universal sea la que encabeza todas mis entradas acerca de compras de líneas anteriores, pero no logro evitarlo: mirad este top Fashion Fever.


Con eso no significa, por supuesto, que todo sea perfecto. ¡Para nada! El top no cierra en la espalda de ninguna de las Barbies o Integrities que tengo, y por eso la encargada de lucirlo es Lee... ya que las Dynamite Girls tienen el pecho más pequeño.

El segundo conjunto corresponde a una Barbie de colección ya icónica: la Uptown Chic de 1998.

Imagen de www.thebarbiecollection.com
Y aclaro el año porque la web me informa de que existe, de hecho, otra Uptown Chic de nada menos que 1994. Claramente bastante menos interesante. En fin, tras haberme hecho con el conjunto completo, dos de mis chicas van a lucirlo para vosotros.


Nuevamente, a pesar de lo mucho que me satisface el resultado, tampoco es perfecto: las Barbies de ahora (y no hablemos de las Integrity) son más altas que las de antes, así que allá va ella, con los tobillos al descubierto y a lo loco...


Pero el color me chifla.


Los complementos en tonos naranjas me parecieron más adecuados para Liza, así que aquí está ella luciendo el típico modelito de "creía que ya era verano, pero no, y me niego a volver a ponerme abrigo".


Una de las cosas que me entusiasmó de este conjunto fueron las gafas. Llevo años buscando unas gafas para Barbie que queden decentes y no me cuesten un riñón... Y éstas son lo más cercano que he encontrado de momento, y porque venían con el conjunto. Me estoy planteando pintarlas para que dejen de tener ese dorado de abuelilla... pero todo se andará.


En el lado "menos positivo" del cuadrilátero se encuentra el sombrero, que es una monada pero que no le cabe a ninguna de mis chicas, seguramente por el volumen del pelo en el caso de las no-playline, los zapatos para cuerpo Shani que en la actualidad sólo les quedan bien a las Made to Move y el teléfono-zapato noventero, que en realidad me recuerda más bien al inalámbrico que teníamos en mi casa en aquella época, pero que ahora mismo queda demasiado retro... 


¿A vosotros qué os parece?

sábado, 11 de marzo de 2017

Pon al Studio Ghibli en tu vida

Creo que ha llegado mi momento para empezar a hacer un poco de publicidad a las creadoras de ropita que compre online, ya que Mattel empieza a cansarme con sus sucesivas bajadas de calidad. Little Magical Shop es una tienda de Etsy que envía desde Brasil toda clase de prendas monas, aunque yo me quedo con las que tiene inspiradas en Studio Ghibli, uno de mis estudios de animación preferidos. Las elegidas para lucir las prendas elegidas fueron Blizzard y Ava.



Como podéis ver, Ava tiene además un nuevo peinado. Se debe a que su pelo liso original me parecía demasiado soso, así que decidí experimentar... ¡De momento me tiene enamorada!

Las prendas de Little Magical Shop son amplias y cómodas. Por eso Blizzard y Ava han decidido llevarlas este sábado para una tarde tranquila en casa, preludio de una salida posterior, sin duda alguna.


Así que así están, la una con el teléfono y la otra practicando sus dotes para hacer bisutería.