martes, 19 de noviembre de 2019

Las trillizas se van de marcha

Allá por julio os presenté a las trillizas Bloemendaal, las tres chicas holandesas que comparten piso, apellido y hasta cara. Llevaban unos meses sin dejarse ver pero el pasado fin de semana tuvieron planes y hemos husmeado un poco para conocerlos, además de ver con nuestros propios ojos qué modelitos lucieron.


La primera que nos ocupa es Viviën. Aunque salió a tomar unos vinos con Simone el viernes por la noche se recogió pronto, ya que había quedado para tomar brunch con una amiga. A la hora de escoger conjunto se decantó por liberar la Regina George que todas llevamos dentro y aunque no era miércoles le dio una oportunidad al rosa, que tan bien le sienta.


Viviën lleva vaqueros Barbie Collector, camiseta y bolso Barbie Playline, botines Dynamite Girls, chaqueta FR Nippon y pendientes The Industry.


Ylse tuvo una cita, pero como los espías no descansan nunca no fue una cita cualquiera: el afortunado tiene conexiones con el imperio del crimen de Milena, así que Ylse puso sus encantos femeninos al servicio del bien para sonsacarle toda la información jugosa que pudo. El conjunto escogido, en negro y plata, cumplió a la perfección su propósito de fascinar al sicario mafioso.


Ylse viste top The Industry, falda Barbie Playline, zapatos y chal Barbie Collector y pendientes hechos por mí.


Por último tenemos a Erika, que tras quedar a comer con Ume y Kiku fue a ver una exposición de arte contemporáneo en la que además de disfrutar las piezas se rio con las caras de desconcierto de muchos visitantes. Seguro que en sus cuentas de Instagram pusieron que lo habían entendido todo.


Erika optó por un estilo boho con cazadora, bolso y falda Barbie Playline, top Barbie Collector, botas Obitsu, pendientes The Industry, gafas Poppy Parker y pulseras hechas por mí.

¿Cuál es vuestro look favorito?

lunes, 4 de noviembre de 2019

Integrity Toys presenta: Jason Wu sigue amando locamente a Elyse, ¡pásalo!

Todo coleccionista de Integrity Toys que se precie sabe quién es Jason Wu, ¿no?


Para quienes acaben de sintonizar con el mundillo, la versión corta es la siguiente: Jason Wu comenzó a diseñar para Integrity Toys como freelance cuando tenía dieciséis años y acabó creando la línea Fashion Royalty. Actualmente diseña para personas cárnicas. Living the dream y todo eso.

De vez en cuando asoma la cabeza por Integrity Toys para demostrarnos que no ha olvidado de dónde viene, y siempre que lo hace es adaptando uno de sus diseños a una Elyse Jolie, a la que denomina su musa. Este año lo hizo ya una vez en la convención y apenas un mes después IT nos ha presentado otra Elyse diseñada por Jason Wu. Pero antes de discutirla quiero hablar brevemente de las dos que salieron el año pasado, ya que son algo así como de la misma colección.


Resulta que el año pasado Jason Wu presentó su primer perfume, y para celebrarlo Integrity Toys sacó una muñeca súper limitada con una versión a escala del vestido que llevaba la modelo que acompañaba al diseñador en la presentación. Se puso a la venta en net a porter con el perfume y una miniatura del mismo.


Para evitar que los miembros de The W Club llorasen demasiado, IT sacó una versión en rubia por la módica suma de 380 dólares de nada. Los miembros intentaban en vano sacarse el cuchillo de la espalda, pero resultaba complicado a medida que llegaban al punto en que se informaba de que aunque el precio incluía un frasco del perfume pero debido a las restricciones internacionales para el envío de cosméticos quienes comprasen esta Elyse deberían pagar el importe completo pero renunciar al perfume. ¡Vaya! Como si el hecho de pagar tanto por una muñeca tan básica no doliese ya.

No contentos con eso, se ve que a IT el plan le funcionó, ya que hace apenas unos días nos enviaron un correo electrónico con una nueva Elyse firmada por Jason Wu. JWU Fall 2017 luce una versión reducida de un modelo real creado por él y por aspecto parece combinar las muñecas anteriores:


Esta muñeca me enfurece por varios motivos. El primero es que cuesta 225 dólares, que es una pasta se mire como se mire, y más por una muñeca que literalmente no incluye más accesorios que unos zapatos y unos pendientes. No lleva ni bolso siquiera, el modelo que luce no es de la colección más reciente sino de una de hace dos años y el peinado que tiene no es original, lo vimos hace dos años en una muñeca superior a todos los niveles, Exquise Adèle Makeda:


Así que sí, otro abuso por parte de Integrity Toys. En este caso volveré a quedarme con mi dinero. Seguro que mis finanzas lo agradecerán.

miércoles, 30 de octubre de 2019

Irene


Modelo: The Industry Plum Powers That's All (Integrity Toys, 2019)
Molde de cuerpo: The Industry
Molde de cara: Plum Powers

Las familias se siguen ampliando. En esta ocasión os presento a nada menos que a una madre.

Irene Cherie Fiona Fletcher es la madre de Bianca y Penelope. Ninguna de sus hijas la sucedió en su profesión como historiadora del arte. Irene compaginó durante años sus clases en la universidad y los artículos que escribía en algunas de las publicaciones más conocidas del mundillo antes de convertirse en una de las comisarias de exposiciones más solicitadas en el ámbito del arte contemporáneo. Tiene un ojo clínico para dar con artistas emergentes y ayudarles a dar el salto.

A diferencia de su exitosa vida profesional, la personal es un poco desastre. Actualmente vive separada de su marido y está intentando acercar posiciones con Bianca y Penelope después de no haberles hecho demasiado caso cuando eran pequeñas.

Además del arte, su profesión y pasión, Irene es una apasionada de la natación y de las nuevas tecnologías. Le encantan los aparatos inteligentes, las redes sociales y todo lo que le permita estar lo más al día posible en todos los aspectos.

Su canción preferida es Shine, de Mr Big.

Su frase insignia es Never too late

jueves, 17 de octubre de 2019

Integrity Toys presenta: Convención IT 2019, parte 2 (Éramos pocos y parió Poppy). Impresiones

Al ir viendo los diferentes correos electrónicos en los sucesivos días de la convención y al comprobar el protagonismo que tiene Poppy Parker en la misma decidí dividir las entradas para poder dedicarle una en exclusiva. Como bien sabemos Poppy Parker es una de las líneas que más amor despierta entre los coleccionistas de IT, y me incluyo aunque no tengo esa pasión ciega que parece invadir a muchos miembros de tan destacado club. Este año se cumple el décimo aniversario de la llegada de Poppy Parker al mundo y IT decidió usar esta convención para resarcirse de la colección tan reducida que sacó este año. Como en la entrada anterior, los problemas de producción se notan en la escasa originalidad de las piezas presentadas. Vayamos poco a poco.

El Style Lab de la convención de 2019 se llama Poppy Parker... She's A Real Doll! y juega con la idea de que Poppy es una persona real a cuya imagen se ha creado una muñeca con modelos que "recuerdan" los que ya ha lucido. Con esta idea se presentaron seis muñecas ataviadas con simples bañadores de color rosa, seis conjuntos completos, otros seis que constan sólo de vestido y medias y dos sets de complementos.

Las muñecas son las siguientes:


Kicky es mi favorita absoluta. Pelo cortito y rubio muy claro, ojos azules y maquillaje muy suave.


Groovy tiene un tono de pelo que tira un pelín hacia el pelirrojo y lo lleva peinado en dos coletas. jos verdes y maquillaje también neutro.


Keen es esa Poppy pelirroja que nunca falta. Con ojos también verdosos y maquillaje suave. Su tono de piel es FR White, no Japan.


Cool tiene una melena castaña-rubia muy natural y ojos marrones. Otra de las más bonitas de la línea, para mí.


Fab lleva un rollo muy Elizabeth Taylor con el pelo negro y los labios rojos.


Far Out demarca otra de las nuevas tendencias en las colecciones de Poppy, es decir, una Poppy AA. En este caso no me parece extraordinaria, el pelo que lleva es muy lacio, de un tono castaño medio rojizo que parece poco natural en mi opinión.

A continuación veamos los conjuntos completos, que se venden por separado:


Lime Time consiste en vestido, abrigo, medias, zapatos y joyas (pendientes, pulsera y anillo). La combinación de colores es muy bonita pero no es del todo mi estilo.


Cuando vi la primera foto de Beauty Blossoms me pareció un horror, pero cuanto más lo miro más posibilidades le veo. Lo componen vestido, sandalias, sombrero, gafas de sol y pendientes.


Sparkle Spotlight es un vestido muy Poppy. Me gusta el color, sobre todo en combinación con el peinado de esa Poppy en particular. Compuesto por vestido, zapatos, estola y joyas (pendientes, anillo y broche.


Coco Puffs es, indiscutiblemente, el mejor traje de la colección. Me encantaría hacerme con él. Compuesto de una prenda que no sé si es vestido completo o camisa con pichi y cinturón, medias, zapatos, sombrero, gafas de sol, pendientes y anillo. Amor absoluto.


Cherry Pop es donde se nos acabó el amor, más que nada porque el conjunto en sí es básicamente el que llevaba Poppy Positively Plaid pero con un par de accesorios cambiados (bolso y colgante por gafas) y distinto color. Por lo menos el estampado de falda, gorra y poncho es diferente.


Lo mismo sucede con Styled Wild: es una variación en colores del conjunto que llevaba otra Poppy de 2017, concretamente otra AA: Hold That Tiger!

Pasemos a ver qué nos deparan los mini-conjuntos de ropa:


Licorice es un vestido con estampado de rombos en distintos tonos de gris. La silueta, como pasa en todos estos mini-conjuntos, se corresponde a la de modelos de Poppy ya vistos. Esta me gusta bastante.


Negative Space tiene un rollo especialmente sesentero con esa franja de piel en la parte inferior. No me dice mucho.


Color Blocks repite la forma de un vestido especialmente reciente; la primera referencia automática a la colección City Sweetheart del año pasado. Es resultón.


Kitty Kat es el que menos me gusta, en principio porque el animal print no me va, pero además es que el que se lleven rosa y rojo juntos después de toda una vida oyendo aquello de "rosa con rojo, patada en el ojo", es algo que estoy tratando de superar.


Swirly Girl es una monada. No se me ocurre qué más decir.


Y en cambio Seeing Spots me deja bastante fría.


El pack de accesorios Heads Up contiene dos cabezas extra y accesorios para el pelo, sobre todo postizos para la cabeza pelirroja. Este set me confunde porque a ninguna de las Poppies del Style Lab se les puede cambiar la cabeza, así que me figuro que es para que quienes ya tienen otras a las que sí se vuelvan locos. Algo me dice que este set va a ser muy valorado en eBay para quien tenga unos cuantos cuerpos de sobra por ahí.


El segundo set de accesorios, Boots 'n Baubles, incluye dos pares de zapatos, unas botas, dos pares de pendientes, dos pulseras, un anillo y un bolso cuyo estampado coincide con el del vestido de Swirly Girl.

En resumen, un buen montón de razones para que a los fans fatales de Poppy Parker se les haga la boca agua. No sería su única aparición, ya que el segundo día se celebró el almuerzo del décimo aniversario de Poppy Parker. Como en los otros almuerzos y cenas mencionados en mi entrada anterior, hubo una muñeca centro de mesa y otra de regalo a los asistentes. Ambas son versiones en colores diferentes de muñecas anteriores, esta vez de la excepcional colección de 2016, The Bon Bon Collection.


Love Is Blue es una versión en azul y con el pelo más oscuro de Miss Amour:



Pero en vez de la botellita de perfume lleva un bolsito.


Al llegar a Pink Powder Puff en IT se les había acabado las ideas para renombrar muñecas tan poco imaginativas. Es decir, esta es una versión en rubia y de rosa de... ¿adivináis? Powder Puff.


¿Sabéis en qué me hacen pensar estas muñecas? En esto:


No han sido las voces que se han alzado contra el tema del reciclaje de los diseños por mucho que David Buttry haya defendido la decisión con la excusa de que él es muy old school y le hace gracia. Pueden atenerse a la excusa de los problemas de producción para hacer colecciones pequeñas, pero la falta de originalidad, que huele a pereza y a "comprarán lo que les demos". Y por desgracia no les falta razón: esas muñecas con bañadores rosas y nada más están a la venta en las webs de los dealers con precios que rondan los doscientos cincuenta euros cada una. Es un abuso y una vergüenza, pero la culpa es nuestra, que lo pagamos porque la locura de Poppy nos deja a todos locos. No me lo puedo sacar de la cabeza, ¡doscientos cincuenta euros! A ver, los muñecos de la colección NU.Face Essentials de este mismo año, que iban en ropa interior pero llevaban además zapatos y al menos uno o dos accesorios sencillos, costaban noventa y nueve dólares cada uno.


Si los coleccionistas tuviésemos algo de amor propio les haríamos el boicot no comprando esas Poppies, pero, ¿a quién queremos engañar? Los coleccionistas tenemos menos amor propio que amor por esas dulces, dulces muñecas. Eso sí, espero que IT se luzca con Poppy el año que viene, porque de lo contrario van a empezar a perder adeptos. Por lo menos los que tenemos (todavía) la cabeza sobre los hombros.

miércoles, 16 de octubre de 2019

Integrity Toys presenta: Convención IT 2019, parte 1 (Moda, moda ¿y qué más? ¡Ah, sí! Moda). Impresiones

Como todos los años por estas fechas ha tenido lugar en una ciudad de Estados Unidos, en este caso Baltimore, la convención de Integrity Toys, uno de los eventos más esperados. Esta año tampoco he podido atender (¿quizá en el futuro?) pero he estado al día de las diferentes muñecas que se han presentado, regalado y sorteado gracias a los correos electrónicos de The W Club, y me dispongo a mostrarlas, así como a dar mi opinión acerca de ellas. Si queréis saber qué me parecen, ¡seguid leyendo!

El nombre de la convención de 2019 es Live From Fashion Week y la temática general ha sido la moda. No han faltado críticas hacia la falta de originalidad de algunas muchas muñecas, que retoman peinados, maquillajes, complementos  en incluso diseños completos de piezas anteriores, quizá debido a los problemas de producción a los que se enfrenta Integrity Toys actualmente, según explicaron Carol Roth y David Buttry en la presentación de la colección cápsula de Poppy Parker.


Como la temática vino una clarificación temática de la colección que presentaba cada línea de la casa. Así, Fashion Royalty muestra Primavera/Verano 2020, The Industry y NU.Face son Otoño/Invierno 2020, Monarchs es Resort 2020, Poppy Parker es Primavera/Verano 1967 y East 59th, Otoño Invierno 1956. Es un concepto interesante que nos permite ver modelos aptos para todas las estaciones e incluso otras décadas, siguiendo la cronología de cada línea. ¿Empezamos?

La muñeca de regalo que recibieron los asistentes no fue otra que Fresh Perspective Baroness Agnes Von Weiss.


Agnes lleva un conjunto bastante veraniego de shorts y chaqueta blanca, top multicolor, sandalias de tacón del mismo tono que la cinta que lleva en el pelo, gafas de sol y joyería. En esta misma sección he escrito en el pasado que Agnes no es santo de mi devoción porque su molde me resulta muy duro, pero la verdad es que lo primero que pensé al ver a esta Agnes es que si me la regalaran me la quedaría. Tiene una expresión más suave que otras, quizá sea el maquillaje, pero lo cierto es que es una bonita muñeca, para mí.


Las muñecas que siguen son las que corresponden a la colección de la convención en sí. La primera es English Rose Eugenia Perrin-Frost.


Eugenia tiene uno de esos moldes que quizá me atrapen en una muñeca muy concreta, pero en la mayoría de sus encarnaciones no me atrae demasiado. En este caso me parece que el maquillaje es demasiado suave para su expresión y el conjunto no me fascina aunque la blusa tiene pinta de quedar de maravilla en las sesiones de fotos. Me encanta su joyería.


Tengo la sospecha de que Spring Romance Adèle Makéda fue una de las preferidas. Suele serlo, pero su diseño en esta ocasión es muy especial.


Tiene una silueta fantástica y los colores le sientan genial a ese tono de piel. Además los complementos, todos, son de locura. ¿Que por qué no trato de hacerme con ella? Aunque tiene el molde de Adèle que más me gusta, no me parece que el pelo le favorezca demasiado. Adèle es una de las FR que estoy esperando ver en un modelo que me haga enamorarme perdidamente, y por desgracia esta no es esa muñeca.


Saltando a NU.Face tenemos a London Show Nadja Rhymes.


Probablemente una de las muñecas más espectaculares de la convención, perfecta para exhibir en una vitrina. Sin embargo, como a casi todas, le encuentro un "pero", en este caso el mismo molde de Nadja en ese conjunto. Es un molde precioso, pero es tan AA que en mi opinión queda rarísimo en una muñeca caucásica. Por lo demás su conjunto y el peinado son espectaculares.


Entramos en la colección preferida de... bueno, de casi todo el mundo, con Young Romantic Poppy Parker.


Quizá su principal mérito sea que por una vez han aparcado uno de sus peinados más repetidos, el que vimos en Welcome to Misty Hallows, Split Decision y Midnight Decadence, y han optado por un rollo Julieta. Es una muñeca muy bonita pero la ropa es un poco meh. Incluye piernas intercambiables con tobillo articulado para ponerle unas sandalias altas que son como las de la icónica Midas Touch.


Poppy reaparece en la encantadora Kimono Go Go Poppy Parker.


No es para nada mi estilo pero respeta muchísimo la moda de los años 60 (sólo la pose de la primera foto es Twiggy total) y es un verdadero soplo de aire fresco.


Saltamos una década atrás de la mano de East 59th, concretamente con Winter Shimmer Lady Aurelia Grey.


Es como si en IT hubieran descubierto el color azul gracias a Aurelia y quisieran usarlo todo antes de que se gaste. Sin embargo el diseño de esta muñeca es sencillamente espectacular, carne de vitrina sin duda alguna, y quedaría genial al lado de mi Divine Evening Victoire Roux.


La sala de ventas se reservaba unas cuantas sorpresas para los asistentes a la convención, entre ellas las nuevas muñecas de The Industry, una línea que no acaba de despegar según parece, pero con la que IT no ha tirado la toalla. Empezaron fuerte con un nuevo personaje, That's All Plum Powers.


En cuatro palabras, ME ENCANTA y LA NECESITO. La iniciativa de IT de crear una muñeca más madura pero con un estilo tan intachable es una decisión excelente. Es decir, Plum exuda carisma por los cuatro costados, es como si Iris Apfel y Miranda Priestly de El diablo viste de Prada se hubieran fusionado en una sola persona que mola más que tú. La primera de esta convención que va de cabeza a mi wishlist, ¡gracias!


The Industry continúa su andadura de la mano de su buque insignia, Devil Made Me Do It Tulabelle True.


Aunque soy defensora del nuevo look de Tulabelle, esta no hay por dónde cogerla. No hay ni una sola prenda del conjunto que me guste, de hecho es un pelín choni en cierto modo. Su cara me resulta muy desagradable también, ¿será el maquillaje o el pelo, que parece lamido por una vaca? En cualquier caso, se suele quedar así cuando llevas gorro, así que IT ha sido inesperadamente fiel a la realidad.


El primer chico de la convención es de la nueva línea The Monarchs, Art Of Manliness Darius Reid.


A ver. Los hombres negros son más atrevidos con los colores que los caucásicos cuando tienen que vestirse de traje, como suelen demostrar sus apariciones en la alfombra roja: Donald Glover, Will Smith... Sin embargo este modelo no me gusta nada de nada. Tiene un rollo un poco... ¿cómo decirlo sin ofender? De proxeneta en los años 60-70. El pendiente lo hace todavía peor, pero no dudo que tendrá su público.


Por supuesto, esto no es todo. Durante la primera cena de la convención se presentaron dos muñecas  Fashion Royalty más. La primera era el centro de mesa, Sting To The Heart Baroness Agnes Von Weiss.


Que Agnes es una de las grandes favoritas no es ningún secreto, de ahí su aparición por segunda vez en cada mesa de la convención. Me figuro que los asistentes podían entrar en el sorteo para ganarla. La verdad es que no tengo gran cosa que decir de ella porque no me parece un diseño espectacularmente novedoso. Es una especie de Agnes estándar para mí a estas alturas.


Cada asistente recibió esa misma noche como regalo una Vivid Paradise Tatyana Alexandrova, y qué queréis que os diga, esto es otra cosa.


Tatyana es uno de esos moldes que solemos ver con coloraciones pálidas, quizá debido a su origen ruso, así que esta versión bronceada y con cabello oscuro es una variación de lo más interesante. La ropa no me dice gran cosa pero la muñeca en sí es una delicia. ¿Quizá habría sido una buena idea ponerle un peinado diferente, para que no pareciera... no sé... una copia de la estética de Ocean Drive Baroness Agnes Von Weiss...? Los pendientes me flipan.


En el almuerzo de The W Club al día siguiente se hizo lo mismo: muñeca de regalo para cada asistente y centro de mesa a sorteo, esta vez de NU.Face. El centro de mesa en esta ocasión fue Paris Runway Giselle Diefendorf.


Ya lo dije en alguna ocasión, que con Giselle me pasa como con Agnes, que no me gustan sus moldes porque tienen cara de asco. En este caso, además, lleva un conjunto que, aun inspirado en las pasarelas, me deja más fría que Alaska antes de que empezara el cambio climático.


La muñeca que se regaló en esta ocasión fue NYFW Karolin Stone.


Al parecer no es un molde que se vea a menudo, así que sus fans debieron alegrarse mucho de volver a tenerla entre sus manos. A mí personalmente no me dice demasiado, pero ME ENCANTAN los zapatos. Qué maravilla.


En la gran gala final se presentaron dos muñecas Fashion Royalty más. La primera fue el centro de mesa, Ethereal Beauty Vanessa Perrin.


Sus tonalidades me recuerdan a la clásica Barbie Peaches 'n' Cream pero desde luego es etérea y preciosa. Una maravilla para admirar.


Finalmente, Jason Wu en persona presentó la muñeca de la colección, inspirada, cómo no, en uno de sus diseños para personas cárnicas y con el rostro de su molde predilecto, Elyse Jolie. Así se mostró a Spring 2017 Elyse Jolie.


El vestido no está mal aunque en mi opinión quedaría mejor si llegase hasta el suelo, pero es que en general esta moda de pantalones pesqueros y faldas por encima de los tobillos me resulta a duras penas comprensible. Encuentro que el maquillaje no es demasiado favorecedor en el molde de Elyse.


Y esto es todo en la parte 1. Me he reservado las opiniones de las numerosas Poppy Parkers para la segunda parte, porque tela para cortar, hay. ¡Hasta pronto!