jueves, 23 de febrero de 2017

Joyas para todas

He dudado mucho acerca de si este artículo debía clasificarse con la misma etiqueta que mis torpes intentos de costura, pero al final he decidido que la respuesta es sí. 


Haciendo uso de un collar que ya no usaba, unos cuantos abalorios para pulseras y un par de herramientas compradas en Tiger he apañado unas cuantas joyas para adornar a mis chicas. ¿Empezamos?


En primer lugar tenemos a Sabrina, de orejas recientemente agujereadas, luciendo estos pendientes con forma de cruz. Llevaba tiempo con este modelo en mente, sólo necesitaba unos abalorios del tamaño adecuado... ¡y voilà!


La siguente es Quinn, que lleva un collar hecho con uno de los adornos de mi viejo collar. Originalmente no planeaba usarlo, pero me acabó gustando y la verdad es que queda bastante mono.


Shania lleva otro de los adornos de mi collar como adorno, en este caso un pájaro que era, desde que decidí usarlo, mi preferido para transformar. Tan sólo resulta un poco más complicado de equilibrar...


La siguiente es Sabrina, que luce un collar de doble vuelta y una improvisada pulsera hechos a partir de mi collar. Improvisada porque tan sólo se me ocurrió convertirla en pulsera mientras me deshacía de esa argolla... Sólo puedo utilizarla con las chicas Integrity, pero queda fenomenal.


En último lugar tenemos a Nashwa, que luce un collar adornado con un abalorio para pulseras con mi motivo predilecto: una mariposa.

¿Vosotros hacéis bisutería para vuestras muñecas? ¡Animáos! Si yo puedo, cualquiera puede, os lo aseguro.

lunes, 20 de febrero de 2017

¿Te mereces El Look? (III)

Unos cuantos meses después de conseguirles nuevos cuerpos a Cora y Eden, la tercera The Look articulada, con el codiciado molde Karl, ha caído en mis manos.

Imágenes de www.thebarbiecollection.com
Cuando la tuve en mis manos le di muchas vueltas a la identidad de la nueva dueña de tan deseado cuerpo, ya que tenía varias candidatas. Sin embargo, una se alzó como preferida:


Se trata, por supuesto, de Shannon. El motivo de más peso para que resultase ella la elegida y no otra fue, precisamente, su postura, que hace de ella una de las Basics más difíciles de equilibrar en condiciones sin peana. Así que, gracias al heroico sacrificio de la molde Karl, mi Shannon tiene un fantástico cuerpo articulado.


Cosa que hemos celebrado yéndonos de paseo por Sevilla.


Bueno, por el Parque de María Luisa específicamente, porque es uno de mis lugares preferidos y aproveché mi visita para dar un par de buenos paseos con Shannon en el bolso.


Una experiencia que nunca había tenido ocasión de probar... hasta ahora.

 (No siempre, claro)




¡Y lo tengo que repetir!

miércoles, 15 de febrero de 2017

Quince minutos con... Charlotte Delacroix


En esta nueva entrega de Quince minutos con he querido dar un poco de protagonismo a algunas de las chicas con menos apariciones en el blog. En este caso se trata de Charlotte, nuestra estudiante francesa.

Pregunta: Háblanos un poco de tu familia y tu infancia.

Respuesta: Nací en Marsella, donde vive gran parte de mi familia paterna (la materna está diseminada por toda Francia), pero nos mudamos a París cuando tenía dos años, ya que mi padre decidió emprender un negocio con un amigo suyo en la capital. Tengo dos hermanas mayores; una está casada y vive también en París, mientras que la otra se mudó a Nueva Zelanda cuando estaba en la Universidad y se ha quedado allí.


P: Nos gustaría saber algo más acerca de tus estudios.
R: Estudio Derecho Internacional porque me fascina el tema de las relaciones entre países y las diferencias legislativas entre ellos. Por eso me mudé a Londres, para hacer el curso Erasmus obligatorio… y me ha acabado gustando, ¡y eso que al principio no quería ni oír hablar de marcharme de París!

P: Eso teníamos entendido, que París es tu ciudad predilecta.
R: ¡Eso es poco! Es muy complicada para vivir en ella, pero es muy especial. No es sólo lo bonita e icónica que es, es que se te mete dentro de una forma muy difícil de explicar. Llega un momento que la parte que queda reflejada en las películas y las postales queda en un segundo plano, y tu relación con la ciudad, la forma en que se muestra ante ti… es única.


P: Volvamos a ti. ¿Quiénes son tus amigas en Dolls Crazy House?
R: Mis compañeras de piso, por supuesto: Mina, Sia y Magda. No obstante, también tengo amigos fuera de la casa, y mi mejor amigo, Quentin, mi vecino de toda la vida cuando estábamos en el colegio. Fuimos juntos a clase hasta terminar el instituto, y luego él entró en el seminario para hacerse sacerdote. Todavía mantenemos el contacto a través de WhatsApp y cartas, porque le encanta el correo ordinario.


P: ¿Tienes algún mal hábito?
R: No sé si cuenta como mal hábito, pero soy muy, muy quisquillosa con la comida. Odio probar cosas nuevas y tengo muy poca tolerancia con las cosas que no me entusiasman. Quizá por eso como tanto chocolate… Bueno, y también creo que soy culpable de mirar demasiado mi teléfono cuando estoy con gente… Sé que es de muy mala educación, ¡pero no puedo evitarlo! Me encanta Instagram.

P: ¿Qué es lo primero que te atrae de la gente a la que conoces?
R: Me fijo mucho tanto en los zapatos como en la cabeza. Me gusta la gente que cuida su aspecto, así que tiendo a valorar positivamente un calzado limpio y una melena bien cuidada o mejor incluso, sombreros bien combinados. Sé muy bien que las apariencias pueden engañar, pero a fin de cuentas son nuestra carta de presentación, ¿no?


P: ¿En qué clase de situaciones sociales te encuentras más cómoda?
R: En general soy muy sociable, así que no tengo problemas en ninguna clase de situación… pero me encantan las bodas. No sé muy bien por qué, pero me lo paso siempre fenomenal. Sin embargo, cuando ayudé a mi hermana a organizar la suya me di cuenta de lo complicado que es, y se pierde toda la magia… así que prefiero limitarme a asistir como invitada.

P: Háblanos de la cita más rara que has tenido.
R: No sé si debería contar, pero asistí a un evento de citas rápidas porque siempre había querido conocer el sistema. Me inscribí con un nombre falso y creo que no fui la única, porque había cada personaje… Creo que el más rocambolesco era un tipo de mi edad que tenía un loro en el hombro y se refería constantemente a una tal Adele. Al principio pensé que era la cantante, luego su madre, y luego resultó que era el loro, que al parecer le daba opiniones muy acertadas sobre cómo tomar las decisiones correctas en su vida. Creo que sólo duré un tipo más… me marché enseguida.


P: ¿Cuál es tu película preferida?
R: La versión francesa de La Bella y la Bestia hecha en Francia en 2014. ¡Me encantan los cuentos de hadas! ¡Y los trajes son tan bonitos!

P: ¿Te gustan las ferias y los parques de atracciones?
R: ¡Me encantan! Más las ferias, porque me gusta ver las tómbolas y comer algodón de azúcar. También me gustan las manzanas cubiertas de caramelo, las palomitas… La comida de feria en general, a decir verdad.


P: Para terminar, nos gustaría que nos recomiendes tu música favorita.
R: La canción de Dirty Dancing, The time of my life, es mi canción. También me gusta la música de Florence + the Machine, Solange Knowles, Ed Sheeran y The Divine Comedy; algunas canciones de los Beatles y de Katy Perry. Un poco de todo, ya sabes.